Consulta Cirugía Maxilofacial
$500

CIRUGÍA MAXILOFACIAL

¿CUÁNDO ES NECESARIA LA CIRUGÍA MAXILOFACIAL?

La cirugía maxilofacial es necesaria principalmente para dar solución a problemas funcionales y estéticos causados por deformidades del esqueleto facial que provocan una incorrecta posición y contacto entre los dientes. Muchas veces, la ortodoncia (brackets) no dan una solución efectiva a estos problemas, entonces es cuando se debe recurrir a la cirugía ortognatica

De esta manera, la cirugía ortognática da solución en muchos casos a personas con problemas de «maloclusión» (una mala colocación de nuestros dientes que no permite que la dentadura encaje correctamente), como también a una mala posición o descompensación en cuanto al tamaño del maxilar superior y la mandíbula, generando un desequilibrio en el aspecto facial.

¿CUÁLES SON LAS FASES DE LA CIRUGÍA ORTOGNATICA?

 Se divide en cuatro fases:

1. Estudio y planificación. 

Lo primero es obtener un diagnóstico preciso para planificar detalladamente todo el proceso, lo deben hacer de forma conjunta el cirujano y el ortodoncista. En esta fase se realiza un análisis facial, análisis de modelos, radiografías, estudio de tejidos blandos y estudio tridimensional. De esta manera, se valora correctamente los rasgos que deben ser modificados.

2. Ortodoncia. 

Se aplicará una ortodoncia antes de la operación, su función principal es rectificar la mala colocación dental, esta fase suele durar 18 meses aproximadamente y es fundamental e inevitable.

3. Intervención quirúrgica. 

Esta es la fase donde se procede a colocar correctamente la oclusión de los dientes del paciente, se emplea anestesia general, lo que conlleva una breve hospitalización.

4. Postoperatorio.

El postoperatorio conlleva una inflamación de la zona que puede permanecer entre 6 semanas y 6 meses, varía en función de la capacidad de recuperación de cada persona. Es recomendable aplicar compresas de hielo, dormir con la cabeza elevada, aumentar la actividad física para ayudar y agilizar el proceso de curación.

Es importante tener en cuenta el mantenimiento a largo plazo del tratamiento realizado. Para ello es fundamental empezar desde una fase de planificación correcta, observar y controlar todos los aspectos y aplicar el tratamiento y protocolo adecuado, y la colocación de una retención tras el tratamiento, para mantener la correcta posición dental que hemos logrado.

¿ALGUNA DUDA? ¡CONSULTANOS!

Marcelo T. de Alvear 2345 - 1º "A"

Tel: 4827.3669 - 11.3312.9851

whatsapp-logo-png-transparent-background